Navarra, un reino de cuento

A los pies del Pirineo, entre profundos valles y grandes llanuras que dan a parar al Ebro surge Navarra, región casi milenaria que, debido a su forma de gobierno durante siglos es conocida también como «Reyno de Navarra».

Esta «tierra de diversidad» (eslogan escogido por la administración regional para su promoción turística), aun no siendo una de las regiones más extensas de España, presume de contener en su interior paisajes que van desde bosques frondosos, altas montañas, amplias llanuras de cultivo y hasta ¡incluso un desierto!

Podríamos destinar cientos de páginas para hablar de todos los recursos que ofrece esta comunidad foral, pero en esta entrada en concreto nos centraremos en descubrir los secretos de dos valles con mucho encanto que se encuentran al norte, no muy lejos de la capital, Pamplona.

PARAJES DE BELLEZA Y TRADICIÓN

Comenzamos la travesía en el verde valle de Basaburua, en plena divisoria de aguas atlántico-mediterránea y muy cerca de la sierra de Aralar. Se trata de un paraje rural compuesto por bosques y colinas en las que impera el sector primario y la tradición.

En este enclave en el que la naturaleza es protagonista en forma de frondosos bosques, cimas con vistas panorámicas y ríos llenos de vida, encontramos 9 pequeños pueblos de carácter muy rural y con arquitectura típica. Prueba de ello son los caseríos o «baserri» -en euskera- que abundan en la zona. Aquí también es posible conectar con esta interesante lengua y aprender algo más sobre ella ya que en esta zona de Navarra es ampliamente hablada.

Qué ver y hacer

El senderismo es la actividad más importante a realizar en Basaburua. El propio patronato de turismo de la localidad propone varios recorridos interesantes como por ejemplo el del Roble Monumental de Juntsarats o la vuelta por los pueblos del municipio por medio de las sendas que los conectan.

Además, en verano se puede aprovechar el rincón de ocio «Ibaiak» -ríos en euskera- en el cual se puede pasar un día agradable comiendo en sus merenderos y dándose un buen baño en el tramo del río habilitado para ello, ¡Esto sí es empaparse de naturaleza!

Ya fuera del municipio pero a pocos kilómetros es posible acercarse a la Sierra de Aralar, que Navarra comparte con Guipúzcoa ya en el País Vasco, y la cual es considerada tierra de mitos y leyendas. De hecho se dice que es uno de los refugios de Mari, Diosa de la naturaleza en la mitología vasca.

Este lugar tan singular está compuesto por inmensos bosques de hayedos, cimas rocosas y una extensa fauna. Cabe destacar que es un sitio muy importante para el pastoreo por lo que encontrarse con animales como caballos u ovejas es algo muy habitual.

Dónde alojarse

En este caso más que un simple alojamiento donde pasar la noche presentamos un lugar que prácticamente se podría considerar un destino en sí mismo. Un rincón donde prima el turismo sostenible, la inmersión total en la cultura y ambiente del valle y la estimulación de los sentidos. Hablamos de la casa rural ecológica Kaaño Etxea.

Esta casona tradicional navarra situada en el corazón del valle de Basaburua (y cabe mencionar, autosuficiente con energías renovables) consta de 5 habitaciones dobles con baño, todas ellas decoradas en estilo feng-shui, una atención impecable al huésped por parte del equipo que gestiona el alojamiento e incluso ofrecen comida casera con productos de la propia huerta ecológica.

Además también ofrecen varias actividades y talleres entorno a temas como la sanación, nutrición, bioconstrucción o Feng-shui. Conectar al 100% con el medio y adquirir nuevos aprendizajes que tendrán un impacto positivo en nuestra vida cotidiana, qué más se puede pedir.

Asimismo, Kaaño Etxea recibe voluntarios procedentes de múltiples partes del mundo, algo que en muchos casos, puede enriquecer la experiencia del huésped. Al fin y al cabo estar en contacto y aprender algo más sobre culturas diferentes a la propia es muy positivo.

LA VIDA EN MEDIO DE BOSQUES MÁGICOS

Continuamos con nuestra aventura navarra trasladándonos a la zona adyacente al Pirineo, a una hora de nuestro destino anterior. Ahí encontramos el valle de Arce, entorno bañado por inmensos bosques que parecen encantados y el frescor del agua que fluye hacia el pantano de Aoiz.

Este paraje se sitúa a medio camino entre las montañas pirenaicas y la frontera francesa, la tierra de colinas y valles y la llanura. Se puede decir que recoge lo mejor de una gran diversidad.

Qué ver y hacer

La localización estratégica en el cruce de caminos de zonas diferenciadas hace que el número de recursos turísticos a visitar sea muy alto y variado.

Comenzamos con el Mirador de Zamariain, escenario perfecto para gozar de unas bonitas vistas y poner a prueba el vértigo inmortalizando el momento para conseguir una foto espectacular (o como se dice popularmente, un fotón). Los adictos a Instagram agradecerán mucho esta propuesta.

Continuamos con una de las joyas de Navarra, muy conocida por los amantes de la naturaleza y los lugares con mucho encanto. Hablamos de la Selva de Irati.

Se trata de la mayor masa forestal de Navarra en la que abundan las hayas y los abetos. Su popularidad y su gran belleza hace que existan numerosas rutas y actividades para recorrer y conocer mejor este lugar tan especial. Sin ir más lejos, desde la web oficial de turismo de este rincón se ofrecen diversas maneras de realizar turismo activo: paseos a caballo, descenso de cañones y paseos en bicicleta eléctrica entre otros. No hay excusa para no perderse en este bosque que podría ser perfectamente el de un cuento.

Por otro lado, y para agregar un componente cultural a esta escapada, siempre es buena idea hacer una visita a Roncesvalles, población popular por ser puerta de entrada de la Península Ibérica desde tiempos prehistóricos y una etapa importante (e incluso el punto de comienzo para muchos) en el Camino de Santiago.

Destacan aquí edificaciones y templos como la Colegiata de Santa María de Roncesvalles, que fue erigida en el S. XII como hospital-monasterio y es considerada como un gran ejemplo de gótico francés. Además guarda en su interior elementos tan importantes históricamente como las cadenas que sirvieron como inspiración para el diseño del escudo de Navarra. También merece una mención la Capilla de Sancti Spiritus o Silo de Carlomagno, conocida así por ser lugar de enterramiento de combatientes francos del s. VIII

En general, Roncesvalles es un lugar de paso en el que se respira historia. Cuenta con una buena infraestructura turística para que el visitante no se pierda nada y pueda conocer con exactitud los secretos de esta localidad milenaria.

Dónde alojarse

En un lugar tan pintoresco y con tantos rincones mágicos como el que estamos recorriendo no podemos sino completar la experiencia alojándonos en un establecimiento con toque original y, por supuesto, en el corazón de los parajes naturales que la Montaña Navarra nos ofrece.

En esta ocasión nos quedamos en Agroturismo Mari Cruz en Villanueva de Arce, hospedaje de gestión familiar en el que sentirse verdaderamente en casa. Este cuenta nada menos que con 2 cabañas en árboles y 3 casas rurales; ideal para todas las modalidades de viajeros, es perfecta para ir simplemente en pareja, en familia o un grupo de amigos (o cuadrilla como se dice en esta parte de España).

Además de alojarse en el corazón de un bosque lleno de magia en Agroturismo Mari Cruz se da mucha importancia a la vida del campo, tanto es así, que cuentan con una ecogranja con animales y muchas plantas para que el huésped conozca un poco más sobre cómo se obtienen los alimentos, cuidado y conexión con los animales etc. Es sin duda una gran aventura para los niños, de hecho, también son un establecimiento «familyfriendly»

Después de aprender y dejarse llevar por la actividad en la huerta nada mejor que recargar las pilas con la comida casera que se ofrece, cómo no, con productos propios ecológicos de la casa o km0, procedentes del mismo pueblo. Todo un placer para el paladar y todos los sentidos.

Para más información sobre las peculiaridades y novedades de este mágico rincón conviene visitar su instagram donde comparten su día a día y hacen formar parte a quien la visita de su bonita comunidad.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: